Seleccionar página

Aretha Franklin versiona en 1967 esta canción escrita por Otis Redding transformando la letra de aquel manifiesto machista para convertirla en una declaración de fuerza y en un himno influyente para el movimiento por los derechos civiles y de liberación de las mujeres. Ponte ya a bailar y comete la semana.

Share This